Wednesday, November 29, 2006

Probando

Loading. Your images are being uploaded to Blogger.

Hunter S. Thompson conversa con David Letterman dentro de un cuadrado, en un sitio en Internet auto-denominado "You-Tube". Entiendo poco de lo que dicen. El publico se ríe.

En el tab vecino, another tab, espero ansioso que una imagen que supongo habrá dibujado Da Vinci (en su curioso afán por dibujar cuerpos abiertos de gente muerta), termine de subirse a la página.

Viendo las visceras abiertas de una mujer, filtradas a través del trazo de Da Vinci sobre el papel, me pregunto si no se tratará de una mujer embarazada. Me dan asco las mujeres embarazadas. Una vez vi en una cámara Hi-8 a una mujer embarazada tosiendo, tendida desnuda sobre una cama. La imagen me dió arcadas, quizás por eso me desagradan las mujeres embarazadas. Creo que he visto pocas cosas más repulsivas en mi vida que una mujer embarazada desnuda tosiendo de manera frenética.

Recuerdo algo: Me veo pisando algo blando y húmedo en un pasillo oscuro en el subsuelo de mi colegio, mi zapato lo reventó. Nunca supe qué era. Vomité.

Si sencillamente es una mujer abierta, y no está embarazada, debería decir que me encanta la imagen: Esas vértebras acordonadas a su espalda, que disfruto imaginar enumeradas. Esos intestinos enroscados como resortes, los cortes, los dobleces, la tinta, y la cotidiana expresión de la mujer: Es la cara de una persona en un supermercado. No está anesteciada ni muerta, tiene la expresión de buscar su billetera en una cartera atiborrada de cosas, para comprar detergente o leche descremada, sin ninguna conciencia de que en su interior hay una pésima película gore esperando a ser filmada.


1 comment:

El Tolo said...

aaaaaajajajajaja