Sunday, May 25, 2008

abogado y oveja.

Un abogado observa a una oveja pastar. Sus calcetines están húmedos y no hay gente cerca.

"Me siento sumamente desmotivado" enuncia, con pesar.

La oveja, impasible, no articula palabra; se remite a masticar.

Los calcetines del abogado están decorados con rombos. En un cajón de madera guarda varios similares, enroscados en bolas y amontonados junto a calcetines deportivos y calzoncillos de distintos tipos. Esa ropa está seca, no así los calcetines que tiene puestos.

"Pareciera ser una bestia silenciosa", piensa. Su rostro, que ensambla una desesperada mueca de auto-compasión, busca en el animal una mirada recíproca que sencillamente no sucede.

Decepcionado, vuelve a su automóvil, y mientras conduce pone música a un volumen moderado.

5 comments:

antonia said...

te odio porque siempre he querido escribir un cuento. solo escribo bobadas autobiograficas y ya ni eso.

diego cumplido said...

jaja.. gracias anto, parece que próximamente más mini-fábulas y cuentos de animales.

fco said...

saludos.

IS-AH said...

interesantes textos y buenos dibujos...

lo invito a conocer (si no lo conoce) a mi fiel perro GUAU! que hoy celebra 100 números.

http://guaucomic.blogspot.com
http://guaucomic.blogspot.com
http://guaucomic.blogspot.com

saludos!

cabellosdefuego said...

adivina.